Privacidad

Aquí en OCDC respetamos su privacidad y la privacidad de su familia. Solicitamos información sobre los ingresos, la dirección y el historial de empleo de su familia para comprobar que califican para el programa. Les preguntamos sobre el idioma que hablan para asegurarnos de que el idioma natal de su hijo se hable en el salón de clases junto con el inglés. Nunca solicitamos información relacionada con su estatus de ciudadanía o estatus migratorio.

Durante la matriculación y durante el programa también solicitamos y recopilamos historiales médicos, registros dentales, antecedentes familiares, registros educativos, y más. Los padres pueden darnos permiso para utilizar y revelar estos registros, o los padres pueden negarse a hacerlo – lo que significa que los padres pueden decir “no, OCDC no puede revelar estos registros personales a nadie”. Si los padres se niegan a autorizar a OCDC a revelar o divulgar sus registros, seguirán teniendo todo el derecho a participar en el programa, y su hijo seguirá siendo matriculado.

Existen ocho razones por las que OCDC se vería obligado a compartir registros personales del niño sin el permiso de los padres. Todas estas razones son requeridas por la ley, y la mayoría son poco frecuentes. Estas son:

  • A contratistas u otras personas que presten servicios directos a las familias de OCDC y que necesiten esta información personal para llevar a cabo su trabajo. OCDC tendría un acuerdo por escrito con el proveedor sobre la manera en que podría o no podría, usar esta información.
  • A funcionarios federales y estatales que estén auditando los servicios educativos de OCDC o los resultados del desarrollo del niño, o a los funcionarios que estén auditando a OCDC para asegurarse de que estemos siguiendo las leyes y las regulaciones aplicables. OCDC tendría la supervisión de los registros, un acuerdo por escrito sobre la manera en que un funcionario podría o no podría usar estos registros, y requisitos para cuando sea necesario que un funcionario destruya cualquier registro con información identificable.
  • A funcionarios federales y estatales que estén investigando la manera de mejorar los resultados del niño y su familia en el programa. OCDC tendría la supervisión de los registros, un acuerdo por escrito sobre la manera en que un funcionario podría o no podría usar estos registros, y requisitos para cuando sea necesario que un funcionario destruya cualquier registro con información identificable.
  • A equipos de respuesta a emergencias u otras personas apropiadas que estén ayudando con una emergencia de desastre, salud o seguridad, o para un niño en un grave riesgo de salud como una alergia alimentaria. Sólo compartiremos esta información si fuera necesario para asegurarnos de que el niño se mantenga seguro y saludable mientras está en el programa.
  • En caso de que se nos solicite una comparecencia o una orden judicial – y notificaríamos a los padres antes de compartir esta información, siempre que sea posible.
  • A funcionarios federales y estatales que estén auditando nuestro programa de alimentos, que es financiado por el Programa de Asistencia Alimenticia para Niños y Adultos, para garantizar que estemos siguiendo las leyes y las regulaciones aplicables. OCDC tendría la supervisión de los registros, un acuerdo por escrito  sobre la manera en que un funcionario podría o no podría usar estos registros, y requisitos para cuando sea necesario que un funcionario destruya cualquier registro con información identificable.
  • A un trabajador social o representante de una agencia de bienestar infantil estatal, local o tribal que sea responsable de que un niño sea colocado en cuidado de acogida.
  • Con el fin de hacer frente a situaciones de abuso infantil o maltrato infantil presunto o conocido.

Para obtener más información sobre las políticas de privacidad y datos de OCDC, usted puede llamar a su centro OCDC local o llamar al (503) 570-1110 para hablar con alguien en la oficina administrativa.